Marty Mckenna
Traducción por María Del Castillo Sucerquia

Poesía de Irlanda: Marty Mckenna

MARTY MCKENNA (Irlanda, Tyrone). Poeta independiente y neurodivergente. Vive y escribe en Belfast. Trabaja en Belfast Trust. Ganó el premio Matrix Poetry en 2017. Autor del poemario silent stigma, loud leaf (octubre de 2021, Button Press). Su segundo poemario Gently, but a dream será publicado en octubre de 2022 por Button Press. Sus poemas han sido publicados en revistas y sitios web nacionales e internacionales.


it was the middle of winter in purgatory
as the staff called it.
there was only a thin blanket on the death bed.
the heat was on twenty-four, seven.

it all changed. red was the colour of the day,
if i looked at red i was safe; my blood clot day.
strawberries were the only thing i could eat
down in the oasis.

one of the elders from heaven,
seated at the head of the table, colourless;
when i sat down beside her
she recounted a hazardous day

recited directly from my diary.
i firstly wondered how, secondly
accepted her warning, limp.

kieran with a k, ciaran with a c
had me reassess my loyalties,

all i can hear are my footsteps now,

clicking a rhythm to the hum of her black refrigerator.
just might break my thirst over the head of it.


era pleno inverno en el purgatorio,
como lo llamaba el personal.
sólo había una fina manta en el lecho de muerte.
el calor estaba en veinticuatro siete.
todo cambió. rojo era el color del día
y si miraba al rojo estaba a salvo;
mi día como un coágulo de sangre.
fresas era lo único que podía comer en el oasis.
una de las ancianas del cielo,
sentada al extremo de la mesa, incolora,
recitó sobre un día peligroso
directamente de mi diario

cuando me senté a su lado.
en primer lugar, me preguntaba cómo,
en segundo lugar, acepté su advertencia. cojeaba.
kieran con k, ciaran con c
hicieron que reevaluara mi lealtad.
todo lo que escucho son mis pasos ahora,

el ritmo es marcado por su negro refrigerador.
sólo podría romper la sed sobre la cabeza del mismo.


peelings on a sunday afternoon,
slithers with soil in the middle sink.
this was in the morning
while you were at mass. the radio

tuned to a static station, or
a time-worn tape; my thumbs getting

it all wrong, took a steady hand
to carve. it’s been a roast dinner
every sunday since, until it wasn’t;
that curl of beef still laps round my tongue,

gravy from the fat of roast, garlic,
veg; closer than ink to this mouth.

but how would i know hands did one,
hands did the other, hands could love me
in very different ways. your heart attack
got to me, i couldn’t be there for you.

i couldn’t be there for you, i wasn’t there.
i wasn’t there, but i’ll get there. i’ll be there.


las cáscaras de papa, en un domingo por la tarde
se deslizan, arcillosas, por el fregadero medio.
esto fue en la mañana
mientras estabas en misa.
la radio sintonizada
en una estación estática, o
una cinta gastada por el tiempo;

mis pulgares entendieron todo mal, tomé
una mano firme para tallar. cenamos un asado
todos los domingos desde entonces, hasta que ya no.
el rizo de ternera aún me da vueltas en la lengua.

la salsa grasosa del asado, el ajo, las verduras;
más cerca que la tinta de esta boca.
pero, cómo saber que las manos
hicieron lo uno y lo otro, que las manos podían
amarme de formas muy diferentes.
tu ataque al corazón me afectó, no pude estaré ahí para ti.
no podría estar para ti, no estaba ahí,
no estaba ahí, pero llegaré. estaré ahí.


i’ve never fallen so far
without you. i was raised
with a very silent adoration
of the other; i’m sorry i got so
soaked in words and waited
on your chest to wake.

i’ve taken time over mine, as you
have too; all i can offer is
my boundless love, my word,
for what it’s worth and this day,
these now’s, the newness
of each moment together.

all that remains to be said is,
‘i am happy for us.’

(for my brother and sister)


A mi hermano y hermana

nunca he caído tan bajo
sin ti. crecí adorándote
en silencio; lo siento, me empapé
con las palabras y esperé tu pecho
para despertar. he tomado
más tiempo que el mío,
pero tú también. y todo
lo que puedo ofrecer es
mi amor sin límites, mi palabra,
por su valor, y en este día,
en este ahora, la novedad
de cada momento juntos.
todo lo que queda por decir es
estoy feliz por nosotros


those paintings, under the spell
of sparkling psychosis
led me through the passage of time
to this day, where, when i close my eyes,
i still see their form, their brushstrokes,
composition, colour, light;
their figures, framed in fallen fuss,
displayed in the day room of a quiet asylum.

after all this time
they shine with an irradiated energy
in my brain, slewing forth
city streets, under fresh breath
of a storm just passed by. time
dripping in lumps
from an artists’ palette;
primary red, primary blue,
my sanity follows the figures
backwards and my daughter, unawares now,
will thank them one day.


aquellas pinturas, bajo el hechizo
de la chispeante psicosis, me condujeron
por el paso del tiempo hasta
el presente donde, al cerrar los ojos
sigo viendo la forma, el color,
las pinceladas y la luz de sus composiciones;
aquellas figuras enmarcadas en la inclinada confusión,
exhibidas, por la mañana, en la sala
de un sereno manicomio.

después de tanto, aún brillan
con una energía que irradia mi cerebro.
doy vueltas por las calles de la ciudad,
bajo el fresco aliento de la reciente tormenta
el tiempo gotea en la paleta de un artista
rojo primario, azul primario.
mi razón sigue las figuras al revés;
mi hija, desprevenida ahora,
las apreciará algún día.


Cortesía del autor

María Del Castillo Sucerquia

María Del Castillo Sucerquia (Barranquilla, Colombia - 1997). Poeta, agente literaria, médica oriental (Escuela Neijing, España) y traductora (francés, inglés, italiano, portugués, ruso y griego). Aprendió idiomas en la Universidad del Atlántico. Doctorado honoris causa en Humanismo Trascendental desde la Academia, las Artes, la Cultura y la Cultura de Paz (Alianza AHCASA Marruecos-México, 2021). Estudiante de idioma hebreo. Ganadora del premio de poesía Naji Naaman, categoría Creativity prize, (Líbano, 2022); del premio literario Kasi Nazrul Islam Birth Aniversary Award (Bangladesh, 2022); del premio “Un poema para Meira Delmar – 2022 (Biblioteca Meira Delmar, Barranquilla, Colombia); del premio Golden Heart, que otorga la Fundación Internacional Rahim Karim Karimov (Rusia – Kirguistán, 2022), en reconocimiento a su labor literaria y de traducción; del primer puesto del VII premio Mesa de Jóvenes “Jorge García Usta” (Festival Internacional PoemaRío – Biblioteca Piloto del Caribe) con su libro inédito “El tren silenciado”. Directora de la revista Read Carpet Colombia. Curadora y traductora de revistas literarias y medios nacionales e internacionales. Sus poemas han sido traducidos al chino, inglés, canarés, bengalí, polaco, entre otros, y publicados en antologías y medios digitales e impresos nacionales e internacionales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

!El regreso a Loma del Bálsamo!

Next Story

Los discursos ardientes de Julio Cesar Guerra!