Crónicas

Piero, el último lector de El Heraldo!

Piero Fernández:
EL ÚLTIMO LECTOR DE PERIÖDICO.

pieroski5

Por Alfonso Hamburger

Piero Fernández estaba en Bogotá en el año que mataron a John F. Kennedy, pero la cosa más importante de su vida le sucedió ese mismo año, cuando ponía un telegrama- léase una cagada- en un baño público. Estaba “añingotado”, abstraído en los alivios de la digestión, cuando en sus manos cayó un pedazo de periódico, ya usado como papel higiénico, en el que estaba el tema “Relato de un naufrago”, escrito por un tal Gabriel García Márquez.
Debió ser otro texto de Gabo, porque relato de un náufrago fue en 1955.
Aquel periódico, recuerda que era domingo, no sólo fue su mejor hallazgo literario, sino que encontró en Gabo a una mente tan fantástica como la suya. Néstor Fernández Vázquez, Piero, nacido en San Jacinto de Duanga Bolívar, un 11 de noviembre de hace 81 años, es embustero y racional, pero aquí parece decir la verdad. El relato del periódico lo atrapó. Sin embargo, no pudo terminarlo, porque le faltaba el final. No podía quedar picado.
Una vez terminó su diligencia, se limpió con el resto del periódico y salió de urgencia a comprar El Periódico El Espectador, donde había aparecido aquel memorable relato, en varias entregas. Desde entones no ha dejado de comprar un periódico ningún día en el resto de su vida.

pierosky
Dicharachero y locuaz, hombre que racionaliza todo su pensamiento, Piero puede ser el último lector consagrado al papel, cuando la social red atrapa en este momento a 4 mil trescientos millones de personas en el mundo. Piero no cambiará jamás una sentada en la puerta de su casa, mientras explaya sus ojos en un periódico que se abre en sus manos y se entera de lo que pasa en el mundo. Tal parece que los periódicos de papel no le resistirán su ritmo y que se acabarán antes que él. Piero aspira a superar la edad de su padre Albertico Fernández, ciento y pico de años, sin perder la vista.
Por sus manos pasó El Tiempo, vicio que trajo de Bogotá en 1972 cuando se vino a poner una panadería a San Jacinto y junto con el peluquero Miguel Vásquez, su tío, fueron los dos únicos san jacinteros suscritos al matutino de los Santos por muchos años. Donde Vázquez no sólo iba la gente a peluquearse sino a dialogar con el peluquero más intelectual del pueblo. Allí se iba a leer el periódico.

pieroski5
Después de eso, Piero se suscribió por muchos años a El Espectador, hasta que éste se volvió semanario y más tarde el matutino de Guillermo Cano dejó de llegar a San Jacinto, entonces se mudó para El Heraldo.
Allí, explayado en El Heraldo de Barranquilla, lo hallamos este 25 de febrero, cuando ya había leído hasta los avisos clasificados y el horóscopo.
Bebedor de cerveza ambulante-no se detiene en un solo lugar- , avispado y conversador nato, a veces exagerado, Piero es el hombre mejor informado del sector artesanal de La Variante.
“El heraldo tiene a los mejores columnistas del país”, dice, sin tapujos.
De los artículos del día no dudó en destacar dos, el que habla sobre los protocolos inútiles para aguantar el Covid 19 y el reportaje a página entera a los Visconti, porque Piero es melómano y de argentina le llegó su apodo, Piero, que se ha extendido a sus hijos y nietos. Lo Piero.
A esa hora, once de la mañana, y con ganas de escaparse para tomarse unas cervezas, Piero ya había exprimido todas las páginas del Heraldo y saboreaba la de Armando Zabarain, donde le da palo a Gustavo Petro, para mí un refrito un poco sesgado.
Ya los periódicos de papel, donde se confinaba el establecimiento todo, son controvertidos por un contrapoder y la auto publicación, pero Piero es conservador y cree que todavía Colombia no está para una cabeza como la de Gustavo Petro.
En una de sus ya conocidas “Pieradas”, como en San Jacinto llaman a cada una de sus exageraciones, Piero dice que nunca ha amanecido dormido. Desde las tres de la mañana está en pie, hace café, revisa una cría de pájaros en el patio, entonces se prepara para recibir la aurora bien informado, prende su moto y va al centro, donde Rafael Lora, a comprar el periódico.
Antes que amanezca ya está tomando tinto y conversando con la gente por los lados de La Bajera, donde compra el suero y la yuca.
Dice que está trabajando desde los seis años, por esos siempre se acostumbró a tener plata en el bolsillo. A esa edad le hacia los mandados a todos los del vecindario. Sus brazos parecían llenos de argollas, porque en cada uno de ellos llevaba la leche, el peto, el café y las vituallas.pieroski2
Cogió algodón en Codazzi, trabajó en ferrocarriles de Colombia, y en 1960 se radicó en Bogotá, donde trabajó 4 años y medio con Grasco, compañía que fabricaba el mejor aceite de cocina de Colombia que producía la margarina La Fina, de donde dice que lo echaron por malo. Después montó una panadería. De allá se vino con tres cosas que lo marcaron para siempre, su afición por Millonarios, que definió en el primer partido que vio entre Millonarios y el Junior de Barranquilla, su afición por la lectura de periódicos y el apodo de Piero, debido al gran parecido físico con el cotizado cantante argentino.
Nota: Jhon F Kennedy, fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, EEUU.

pieroski4

torres4
Anterior

Ya viene El Gurrufero, con William Torres.

rupe12
Siguiente

LA TIENDA DE RUPERTA, CALIDAD 38

Alfonso Hamburger

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *