¿Dónde ver entrevista con CARLOS VIVES? críticos opinan.

¿LA MEJOR ENTREVISTA A CARLOS VIVES?

– Una explicación necesaria.

Por  ALFONSO HAMBURGER

Paradójicamente, el éxito de mis entrevistas radica en la improvisación. Me gusta escuchar a mis invitados. Nunca preparo nada. No me gustan los publirreportajes ni que mis programas de radio o televisión se parezcan a una propaganda, que no dejen margen de error. Siempre me equivoco, pero es mejor una equivocación con gracia que un acierto sin garbo. Es decir, cuando me equivoco, que es casi siempre, la gente entiende lo que quiero decir. Cuando digo gaita, la gente entiende que quise decir cumbia.
La entrevista a Carlos Vives, que hizo congestionar mis redes sociales y me mantuvo durante horas contestando mensajes, la mayoría positivos, tampoco fue preparada. Apenas vi al personaje del otro lado de la cámara, con su risa fresca y su disposición al diálogo, con su capacidad de asombro intacta y su risa estruendosa, no hice más que abrirme al dialogo. Me di cuenta de que este gran personaje era muy accesible, franco, sencillo, con espíritu juvenil. Y sospeché que a Vives nos lo habían tenido escondido, que había que abrirle la mente y sus ojos a nuestra sabana profunda, tan rica y tan bella, llena de poliritmia, pero también tan negada a sí misma, en medio de un falso orgullo sabanero. A veces nosotros mismos nos ponemos límites. Nos criaron, como latinoaericanos, de espaldas a la abundancia. Cuando nos enviaban a la tienda de la esquina por las cuatro onzas de queso, la tendera se cortaba las uñas, nos pesaba con un peso de palo tramposo. Y así fuimos por la vida con temor a las grandes cosas. Personalmente me he sentido mejor entrevistando al portero del edificio, al campesino que arranca la mata de yuca harinosa, al gaitero que escupe en el mismo charco de sus compadres, pero descubro que Vives no está lejos de la gracia de Adolfo Pacheco, Rafael Pérez García o Feliz Carrillo Hinojosa. Confieso que ante tamaño personaje tuve un poco nervioso y mis hijas- que hicieron de asistentes de cámara- notaron que caminaba en la sala de mi casa sin parar, en espera de la hora prevista. Intenté prepararme un poco, cosa que habitualmente no hago, porque mis entrevistas parten de la ignorancia, de la curiosidad, porque me pongo en los zapatos del oyente o televidente. Mi posición no es aparentar saber más que el entrevistado ni ponerlo incómodo. La técnica reside en escuchar al interlocutor. No soy un sabio en el folclor, pero escucho mucho a Adolfo Pacheco y a Rodrigo Rodríguez, a Felipe Paternina,a Eduardo Lora lentino, entre otros. Hace más de veinte años que publiqué mis dos únicos libros sobre la música sabanera “En Cofre de Plata”, música sabanera, de la plaza de majagual a la modernidad y “Sabanerologia”, a dos manos éste con Victor Uribe. Después dejé aquella frenética actividad festivalera para dedicarme a la literatura, donde gané un premio nacional, pero me fui dando cuenta de que nuestra música sabanera no tiene un banco de la memoria y empecé durante el confinamiento con la creación del “Canal Sabanero” , “Caccula tu”, en YouTube, que no pretende explotar el internet con notas virales, sino almacenar documentos de cola larga, que muy seguramente tendrán mucha importancia a largo plazo. El canal se ha ido moviendo. Y he ido creando una comunidad virtual interesaba en la cumbia, el porro y la música sabanera. El maestro Adolfo Pacheco está muy interesado en aportar sus conocimientos. Precisamente, el día que le dio el infarto, estábamos hablando para mi canal. Me llevé tremendo susto.

electricaribe
Para entrevistar a Carlos Vives tuve el apoyo de Félix Carrillo Hinojosa, Claudia Elena Vásquez y Guillermo Barrero Vásquez, con quien Vives escribe el libro grande de la Cumbia. Barreto me dio datos, que en medio de la entrevista poco utilicé, porque se quedó mucho material por fuera. Fue muy valioso para mí un links del Espectador que me envió la esposa de Carlos, Claudia Elena Vásquez, una mujer muy bella y amable.
Como el tiempo apremiaba, no pude leer todos los textos. Hay mucha literatura sobre Vives. También muchos videos que están aplazados. No hubo tiempo. También vi el inicio de la entrevista que le hizo Vicky Dávila en Semana TV, en donde ella, en un gesto de respeto, invita a personas versadas en música, pero realmente no me atrapó. Siempre le preguntan a Carlos por lo mismo. Hubo algo que no me sonó.

CARLOS VIVES1
Entre los miles de mensajes que he recibido por esta entrevista a Carlos Vives, algunas personas muy versadas, dicen que fue genial y que ha sido la mejor que se le ha hecho al samario. No lo creo. Simplemente, el personaje lo hizo todo y más que entrevista, fue un diálogo muy franco, en el que Vives demuestra que la tiene clara, que no es un caído del zarzo, que no hace folclor, sino que lo relanza con su guitarra. Lo suyo es el rock puesto como plataforma para nuestros aires. Su entrevista va a tono con la entrevista a Jorge Gracia Lyons, donde habla sobre la irrupción de la guitarra en el ocaso del acordeón. Veo que Vives no sólo recoge de Escalona, sino del Elvis Presley de la Sierra Nevada, Guillermo Buitrago, que era como él, mitad samario, mitad paisa, lo que le infunde ese espíritu visionario para explotar los sonidos y enganchar las raíces con la modernidad. También hay que pensar en la rentabilidad de la música. Vives sabe que la cumbia tiene demasiado futuro. Y que ese diamante de Andrés Landero, Rodrigo Rodríguez, Eduardo Lora, Adolfo Pacheco, con sus cumbias montañeras, está por explotarse. Los Montes de María, desde lo alto parecen una isla, pero deben hacer parte de la integralidad de la cumbia que se levanta del país de las aguas.
Sin duda, Vives dijo cosas muy interesantes, como trabajar para buscar que la cumbia sea elevada a patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad ante la Unesco. La cumbia es el mejor regalo para el mundo. Era un dialogo que nos debíamos.
Me dio pena, que Vives diga que va a desbaratar su libro con mis aportes, que va a reescribirlo, pero de veras quedo comprometido en por lo menos escribirle una crónica de ese pueblo mío tan antiguo que bellos recuerdos esconde, especie de historia sagrada de ese cruce de caminos tan antiguo de los farotos. Adolfo se los inventó y los recreó tan reales, que no solo los hizo posibles, sino creíbles.
Gracias, Carlos, no vayas a cambiar.

OPTIVIVIR

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

Este sábado Carlos Vives con Alfonso Hamburger, y la cumbia.

Next Story

VAN SEIS MIL MUERTES VIOLENTAS Y MENOS DE TRES MIL POR COVID-19