¡Quién ganará en Caimito?

SEÑOR BOLAÑOS

 Hermes Baño, amigo personal de Alfredo de la Ossa, fue el hombre mas viejo del mundo.

 

ALFREDO DE LA OSSA, FAVORITO EN CAIMITO.

En Caimito la cultura tiene un amigo camino a la Alcaldía de ese Municipio. Se llama Alejandro de La Ossa Montiel. El popular locutor y periodista, Aníbal de Luyz Polo lo bautizó como Alejandro Magno, por sus dotes de buena persona y dirigente incansable, que bebe de las fuentes del partido conservador, pero que como político moderno, sabe unirse con otros movimientos cuando se trata del progreso de su bello Municipio.
Hace doce años, cuando fue Alcalde de su pueblo, Caimito tuvo mucha resonancia a nivel nacional, especialmente en su cultura, porque Alejandro le dio prioridad a la cultura riana y sabanera, magnificó las expresiones culturales, gastronómicas, ancestrales e históricas de Camito, del que se desprendieron otros entes territoriales, hoy quizás con más pujanza comercial , pero Caimito tiene algo que vale más que un imperio: la paz y la cultura. Es un ´pueblo sereno, viejo y tranquilo, donde la paz se presta la candela de cerca en cerca, en un abrazo social admirable.
Aquella vez, Alejandro llevó a Telecaribe y a un grupo de gestores culturales y en el kiosco de su casa realizó una de las más grandes tertulias musicales de la historia, con juglares como Adolfo Pacheco, Gilberto Torres, Rubén Diario Salcedo, Rosendo Romero, Juan Manuel Pérez, Daniel Celedon, entre otros.

PROFESOR DE LA OSSA  El gestor cultural Alfredo de la Ossa, empuja la silla de ruedas donde lleva a Hermes Bolaños.

Allí Rosendo Romero Dijo que si fuese el autor de Fiesta en Corraleja, anduviera por el mundo llevando esa canción.
Este es el tipo de dirigentes que necesita todo Municipio, hombres visionarios y limpios, de buen corazón, amables, comprometidos con la familia y la sociedad, que venden su municipio más allá de sus calles y llevan el mensaje por todas partes.
Alejandro no trabaja por la cultura solo desde la Alcaldía. El personalmente siempre está visitando a los juglares y personajes de Caimito, atiende a la gente con su esposa y pone su casa al servicio de la gente. Siempre estuvo pendiente del hombre más viejo de Caimito, el señor Bolaño, a quien empuejaba en su silla de ruedas, y de Rafael Ledesma, el toro verde y todas esas historias rancias del pueblo.
Sería una gran oportunidad para todos, que los caimiteros vuelvan a tener un alcalde como Alejandro de la Ossa, de trayectoria garantizada.

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

San Jacinto, emporio cultural, segun Julio Oñate.

Next Story

Mi encuentro con Vicky Davila