Opinion

!Vicky Dàvila, el golpe final!

electricaribe

Vicky Dávila y el golpe final.

VICKY                                                                                           Vicky Davila, Foto de revista Semana.

Por Alfonso Hamburger

No quiero echar más leña al fuego sobre las costillas de Vicky Dávila, quien fuera mi amor platónico y con quien conservo una foto (extraviada en algún rincón de mi PC) de cuando confluimos en un taller para presentadores en el set de RCN Televisión con Claudia Gurisatti y Juan Felipe Arias. Aún recuerdo- y tiemblo- cuando ella se me acercó para la foto y fue inevitable el roce de su cuerpo con el mío. Rogué en ese momento que la escena fuera eterna, aunque muriera en ella. Harán doce  o más años y ya tenía las caderas ensanchadas y esos senos de mujer que ha parido y amamantado, en la edad que son más bellas y maduras. Y yo la amaba…
Cuando salió de RCN por el problema del señor de  la comunidad de los anillos- que tiene un capitulo para novela en Sucre, cuando el entonces coronel Rodolfo Palomino y comandante de la Policía acá, se hizo el de la vista gorda, mientras tomaba un coctel en lo más alto de La Sierra Flor  sobre una mata de mariguana- lo lamenté. Y me alegré al verla en las redes otra vez, con una cámara torcida, en precarias condiciones técnicas, pero con su cara bella y su cabello rubio que borraba lo demás.
Pero Vicky se ha enceguecido con el poder del micrófono, pasando el límite del equilibrio y la sensatez en un país polarizado cada día más, con una izquierda que camina por la vida como un ratón bodeguero- lo que no se come lo daña- y una derecha agazapada en la clase media que no quiere soltar la presa y disputa aquel huesito a como dé lugar, mientras los ciudadanos que nos hemos declarado independientes, sufrimos de las roscas, tanto de derecha como de izquierda. “la desigualdad no es económica ni tecnológica:: es ideológica y política”, según manifiesta Thomás Piketty en su último librito ( 1.232 paginas) “Capital e Ideología”. No creo que Vicky se lo haya leído. Me da miedo calificar- he allí otro problema con nuestros periodistas- pero en Sucre hay por lo menos diez comunicadores que podrían cumplir un mejor rol que esta valluna.
Acá en la sabana eso que acaba de hacer Dávila en su columna del domingo (Me equivoqué) lo llaman María Ramos, o sea por ponerla María Ramos le pusieron la cagamos. Su perdón ni es humilde ni es sincero. En tal columna sigue braveando, en un cuerpo a cuerpo como el que yo quisiera con ella para una nueva foto, haciendo una correría por los nombres de periodistas que la lincharon después de la discusión con el peludo, incluido el maestro Juan Gossain. Se justifica en el rosario de atentados a la ética de otros colegas, que no sólo le vendieron el alma al Diablo, sino que se enriquecieron ilícitamente. Como decía mi abuelo: el cagado no quiere ser solo.
Dávila, en su ego exacerbado, se declara inventora de un estilo, cuando se refiere a Camila Zuluaga ( ¿Què dirá Ortega y Gasset ?), cuando en la radio ya todos los géneros y estilos han sido expuestos, usados, mezclados y reciclados. Ya no hay géneros puros. Pero declararse creadora de un no sé que en la radio, es un irrespeto para Marcos Pérez, Juan Gossain o Yamit Amat, por solo señalar tres. Quizás se refiera al pelo rubio, porque después de ella el limitado ingenio de los directores de noticias los obliga a usar como presentadoras a monas según el año que transite, la mona del 2019, la rubia del 2020. Y así.
Esta crisis, porque las redes nos abrieron la cabeza, la disrupción digital, la convergencia de medios, o como se llame el fenómeno, nos tiene contra la pared. Si antes en las salas de redacción se controlaba toda la información ahora es todo lo contrario, nos desbordamos. O como diría Catalino Parra, quien se ha ido para la eternidad envuelto en una melodía gaitera: La vaina ya se formó. Y un ego desbordado, que puede ser este caso, también se ve en las regiones y en los círculos artísticos y literarios, donde imperan egos y roscas. Habría que escribir un ensayo sobre la cultura del perrateo y de aquellos egos que se ponen bravos con todos. Nos quitan la palabra. Hay en el Caribe algunos periodistas muy buenos, pero que se han peleado con medio pueblo y con amigos de la universidad, por el simple hecho de  que esos presuntos amigos han dicho que hay otros que no han tenido la vitrina ni los grandes medios de comunicación en sus manos, pero que pudieran ser mejores. No se puede disentir de nadie. Tienen que leer el libro la la Civilización  del espectáculo de Vargas Llosa. Algunos prefieren la sabrosura, el confort de seguir bebiendo cerveza fría desde el jueves en las cantinas de Sincelejo, que meterse en un Transmilenio (apretujados como sardina en lata) y a someterse a horarios rígidos, con la respiración del jefe a sus espaldas para subir a “la cumbre”. El resto que se joda. Y esto, como va, ya no tiene pies atrás. La idea parece ser que todos los periodistas seamos desprestigiados, que no haya ningún honorable, para entonces sí, justificar el golpe final.

CARMELO
Anterior

( Textos sabaneros I) Carmelo Torres, la encarnación de Landero.

JAIRO SOTO
Siguiente

Gallo bueno, ùltima crónica de Jairo Soto Hernandez-

Alfonso Hamburger

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

34 Comments

  1. Luis Villadiego Lora
    16 febrero, 2020 at 8:27 pm — Responder

    Desafortunadamente y para pesar de los que leemos las columnas de doña Vicky, ahí si de verdad se le fueron las luces. Y como si fuera un corte de energía de Electricaribe en un barrio marginal de cualquier pueblo costeño: va a demorar bastante para que le regrese la luz.

  2. Angie tapias
    17 febrero, 2020 at 7:17 am — Responder

    Excelente análisis. No podemos justificar nuestros errores en los de los demás y no pedimos perdón con tres piedras en la mano.

  3. 17 febrero, 2020 at 9:24 am — Responder

    Excelente su articulo.gracias por el y su mesura.

  4. Claudia
    17 febrero, 2020 at 9:47 am — Responder

    Desde hace años la «libertad de prensa» le ha permitido a muchos juzgar, ofender, legislar, irrespetar… opinan a cerca de realidades que no conocen, entre algunas verdades camuflan mentiras y confunden cada día más a los ciudadanos. Cada dia la vara para figurar se pone más alta y entonces pasa esto: guerra de EGOS.

  5. Carlos Arturo Uribe
    17 febrero, 2020 at 10:39 am — Responder

    Cómo buen narrador costeño,ameno,directo,sabroso,y la verdad innegable, gracias

  6. Sixto
    17 febrero, 2020 at 12:26 pm — Responder

    Totalmente de acuerdo contigo Alfonso. La belleza y la inteligencia también cometen errores, pero ante eso recuerdo los excelentes trabajos de Viky y me quedo con ellos. Ella merece más que nadie el perdón y olvido. En este país de ….. Un abrazo

  7. Victor
    17 febrero, 2020 at 2:19 pm — Responder

    continua el ataque con máscara de mea culpa.

  8. Luz
    17 febrero, 2020 at 2:51 pm — Responder

    No se puede pedir disculpas ni pedir perdón y continuar con los malos comentarios acerca de la persona a quien se le está disculpando. Desarme su corazón señora Dávila . Sea más humilde y no siga embarrando su ética profesional porque sus calificativos para su compañero Hassan la dejan muy mal. Ese vocabulario desmedido para referirse a una persona y con micrófono en mano es de muy mal gusto

  9. Luz Sánchez
    17 febrero, 2020 at 3:56 pm — Responder

    Buenas tardes lo felicito por su respeto para hacer este comentario ,sin ofender ,Dios que un 10% de los usuarios de redes fueran así de cultos seríamos otro país. Gracias gracias.

  10. Luis
    17 febrero, 2020 at 4:00 pm — Responder

    No es la primera vez. La Soberbia, la Prepotencia y ser conflictiva son sus caracteristicas.

  11. Aura
    17 febrero, 2020 at 4:15 pm — Responder

    Lamentable la posición de Vicky. Debió realizar su trabajo sin tomarlo personal.

  12. Aura
    17 febrero, 2020 at 4:16 pm — Responder

    Lamentable la posición de Vicky. Debió realizar su trabajo sin tomarlo personal.

  13. Teresa Quintero
    17 febrero, 2020 at 4:44 pm — Responder

    Pobrecita, porque quedó de «quinta».. y va a ser muy difícil que suba.

  14. Eloy Martinez Pereira
    17 febrero, 2020 at 6:51 pm — Responder

    La obsesión de ser el mejor y no uno de los mejores, siempre exponen a estos tropezones!
    Y que tropezones!…..

  15. Lucas
    17 febrero, 2020 at 7:44 pm — Responder

    Pensaría que es el resultado de la sobreprotección hacia un niño grande, tantas pataletas toleradas que al final se vuelven groseros y desmedidos sin importarles el contexto o daños a terceros (nosotros oyentes).

  16. Walter Negrete
    17 febrero, 2020 at 7:59 pm — Responder

    Desadortunadamente, muchos periodistas se arrodillan ante los poderosos que manejan el pais como su finca de verano, cuando pueden hacer la diferencia y cumplir a cabalidad con la mision del periodista: informar, simplemente informar, sin tomar partido por ninguna ideologia.

  17. 17 febrero, 2020 at 8:06 pm — Responder

    Como sea , bonita o fea da igual, es un ser humano con una cantidad de defectos , falta de profesionalismo , así se disculpe , es falsa por donde la miren , le falta altura y profesionalismo , que tristeza. Opaca el periodismo, no es la primera vez que lo hace , arribista y mal educada.

  18. Robert Carson
    17 febrero, 2020 at 9:54 pm — Responder

    Lamentable nuestro periodismo. Ella se dice profesional pero no actua en concordancia. No solo insulta al mediocre resaltando sus defectos sino que le enrostra el haberlo llevado a la FM. Le dice mediocre, pero ella lo recomendó y seguramente no por profesional sino por amiguismo. Ahora, pelean como dos exámantes resentidos, se sacan los cueros al sol y ocupan vagos que ninguno de los dos merece

  19. Sergio Valencia
    17 febrero, 2020 at 10:15 pm — Responder

    Mis respetos Señor Alfonso.

  20. 17 febrero, 2020 at 10:59 pm — Responder

    Excelente comentario y postura; claro, conciso y directo, tal cual lo dictan los cánones de la comunicación.
    La escuela de Juan Gosain y de otros como Edgar Rey Sinning, Harold Salazar, no estan representados en estilo equivoco de Vicky Dávila (hoy).
    Saludos, sentimiento de respeto, ante su ecuanimidad y sutil amonestacion.

  21. 18 febrero, 2020 at 12:16 am — Responder

    Viki no se sabe si es de extrema derecha o que. A Petro lo ha tratado sin respeto se lo criticamos mucho. Ahora como que se a dado cuenta que Uribe no es el dios que muchos creen( Centro Demoniatico) . es Viki muy recursiva para realuzar un buen trabajo. Que lastima ; No es ella «la ultima cocacola del desierto.,»Gracias.practique la UMILDAD. *Siga trabajando ustedves muy buena.

  22. Hoover
    18 febrero, 2020 at 12:34 am — Responder

    Que gusto leer comentarios. Con respeto. no soy nadie para juzgar ni tampoco un estadista. Pero soy amante de escuchar a gente como ustedes. Profesionales para hablar. Es cierto. A Viky. Se le fueron las luces. Como se le pueden ir a cualquiera o ustedes me dirán q nunca an tenido un momento de descontrol. Pues si no llegara el día. Y comprenderán. Q por profesionales.q sean no dejamos de ser humanos. Que eso. El cometer herrores. Es lo q cada día nos hace superarnos como personas.
    Viky es frentera. Escucha las 2. Partes. Y. Cada una. Le da la oportunidad. De defenderse. Cosa que algunos periodistas. Q sacan pecho por ser los mejores no lo hacen. Y. Seve el sesgo para donde más le conviene
    Lamentablemente. Si investigarán se darían cuenta por quienes son pagados. Estos periodistas. Pero bueno. Aunque. Muchos les duela Viky es la mejor y no por ser bonita ni por estar buena. Simplemente. Es por qué hace su papel de periodista. Como debe ser. Y eso no quiere decir que tenga a ser perfecta
    Simplemente es una mujer como cualquier mujer llora se enferma tiene rabias. Como cualquier humana. Y claro muchos enemigos. Asechando para atacar. De Nassar. Puedo decir me pareció. No. En su defensa. Sino. Que. Al insultarlo. No le contesto a viky.con grosería. Prefirió irse. Que defenderse. Y m pareció muy sabio. En caliente se dicen cosas. Q no se deben decir. Y el escogió para mi pensar. El mejor camino no contestarle. A una dama como Viky Dávila. Tomen conciencia. Señores periodistas. Si alguien los ofende tocan su ego. Como está escrito en. La.biblia voltearian. La mejilla. Pues. Aunque muchos digan si. Eso es falso. Somos humanos. Y reaccionamos como humanos
    Señora Viky. Si te equivocaste y feo. Por q de ti nos tiene enseñado alo mejor pero estos errores son los que nos forma como personas. Mis disculpas. Aquellas personas que no piensen como yo .
    Pero afortunadamente. .estamos en colombia .libertad para hablar

  23. José
    18 febrero, 2020 at 4:38 am — Responder

    CREO QUE ha tenido varias oportunidades de cambiar y no las ha aprovechado como decía mi padre el que ha sido NUNCA DEJA DE SER
    JULITO le dio muy mal ejemplo eso de opinar y calificar no es de un buen periodista

  24. María Elena Vanegas
    18 febrero, 2020 at 5:57 am — Responder

    En un país tan hermoso….
    Ella lo está desfigurado….
    Todo por su desmedido EGO….
    POBRE MI BELLA COLOMBIA…

  25. 18 febrero, 2020 at 11:55 am — Responder

    Lo mejor sería que se dé unas largas vacaciones y se dedique más a su hogar, a ser esposa y madre para ver si se le baja la soberbia. Póngase en cuarentena.

  26. yessy
    18 febrero, 2020 at 12:01 pm — Responder

    excelente artículo,con doña Vicky sentí pena ajena,tragame tierra escupeme en tutmutu!!

  27. John
    18 febrero, 2020 at 12:44 pm — Responder

    Mi tusa con Vicky es parecida, deje de querer su estilo periodístico desde la comunidad de los anillos, cada vez más amarillista, cada vez menos profesional…

  28. 18 febrero, 2020 at 1:54 pm — Responder

    Ante todo sumarse a los críticos porque la familia del presidente está en su derecho de desenvolver su vida dentro de unas condiciones de seguridad. Más aún, no son los primeros, porque no se ha escuchado de los antecesores que enclaustren en un palacio o para su movilidad hayan utilizado bus o Transmilenio. Además estaban aprovechando el viaje del Presidente a un evento de trabajo programado en esa zona.Amen de sumarse como mujer a las broncas a la primera dama por todo lo que hace o deja de hacer. Muy lamentable!

  29. 18 febrero, 2020 at 1:54 pm — Responder

    La soberbia nunca será afin con la humildad y está señora Dávila, le falta mucho de humildad.
    Ahora dirá que no es mediocre ni mucho menos soberbia, dirá simplemente que es coherente con la realidad

  30. Rodrigo
    18 febrero, 2020 at 2:08 pm — Responder

    Viky la embarraste y decepcionaste a quienes te seguimos desde tus inicios.

  31. Olga
    18 febrero, 2020 at 2:39 pm — Responder

    Doña Vicky
    A usted quién le dijo que era buena periodista??
    Tratar de sacarle comentarios al otro para rebajar a los demás es lo que usted hace en sus entrevistas
    Hablando mal de los demás no eleva su prestigio, al contrario la deja comi está hoy en el piso
    Ya semana le pidió la renuncia???

  32. Victor Franco
    18 febrero, 2020 at 3:58 pm — Responder

    Lastima siendo tan buena se dejó llevar por su ego y cometió errores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *