Miguel Emiro Naranjo en el Canal Sabanero

miguel emiroMIGUEL EMIRO NARANJO, LA POESIA HECHA PORRO.

Cuando cumplió sus primeros cincuenta años, el maestro Miguel Emiro Naranjo recibió el mejor regalo de su madre, una mestiza que provenía de los lados de Sampues y Chinu. No te traigo flores, ni camisas, zapatos ni lujos, le dijo. Te traigo el relato de tu vida. Desde que naciste no te quité los ojos de encima, sino hasta que te fuiste para Laguneta.
Según el relato de su madre, describiéndolo de pies a cabeza, pintándolo con palabras, Miguel Emiro Naranjo, un nombre que se confunde con el porro, nació para ser un hombre grande. Bien ha podido ser un excelente portero, porque bajo los tres palos se lanzaba de poste a poste y era capaz de sacar balones donde solo llegaban las arañas; Y como tocador de violina o dulzaina, que fue el primer instrumento que llevó a sus labios, se volvió un encantador de serpientes, que le fue abríendo puertas. Era muy inteligente. Y cuando ya estaba grandecito, alguien le aconsejó que aprendiera un arte para defenderse en la vida, porque no había posibilidades de ir a la universidad. Hizo un curso de fotografía, se armó con una cámara y empezó a generar recursos siquiera para entrar a cine. Con esa cámara llegó a trabajar por tres meses a la Registradurìa del Estado Civil a Monterìa, contrato que se alargó a tres años, hasta que lo llamaron de maestro de escuela y se instaló en el corregimiento de Laguneta, en el Municipio de Ciénaga de Oro, Córdoba, desde donde escribió la historia de amor por el porro más grande que nadie haya hecho. No llegó rucho, porque ya dominaba el cornetín y violina, instrumento pequeño con el que se ha acompañado para componer sus mejores éxitos, como Rio Sinu, Rio San Jorge y Volver al campo. Aquella gesta comenzó un 19 de marzo de 1966 y hoy se alarga con la sabia de un hombre maduro, de sombrero zenù y camisas floridas.

( Video Kaccula tu) https://www.youtube.com/watch?v=HcsmFjRhKMc
Para sus logros, que son múltiples, este coloso de la cultura Caribe, se metió en el barro, en lo más profundo del folclor, porque sabe que para estudiar el ganado, hay que untarse de boñiga. Para comprender los diferentes estilos del porro, tuvo que mudarse literalmente a esas regiones, colgar la hamaca con maestros y alumnos y empaparse de sus virtudes, creencias y limitantes. Por eso domina todas las vertientes del porro, desde la ortodoxia pelayera, hasta el porro sabanero, pasando por todos los vericuetos y estilos habidos y por haber.
Este gran maestro, es el invitado nuestro Canal Sabanero. KACCULA Tù.

electricaribeOPTIVIVIR-EDICION

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

Next Story

¡Por qué no funcionó el Festival Sabanero?