/

JORGE ATUENDO, ESTAFADOR PROFESIONAL

Estafan por internet en Sincelejo.

Web and Internet contact us icons and design symbols on colorful circular buttons with glossy effect. EPS 10 vector illustration isolated on white background.

Existe un estafador profesional en Sincelejo que se ha cebado con los periodistas, pero ayer peló el cobre conmigo.
El sinvergüenza se hace pasar por personas conocidas. Te escribe al WhatsApp y te pide plata prestada para devolverte el lunes, porque está atravesando dificultades y que inclusive, te pagará el capital y los intereses.
El tipo hace algunos meses se hizo pasar por el locutor Felipe Bertel y después por el periodista Jaime Vides, entre otros, que ha utilizado para pedir plata prestada.
Hace unos quince días me sorprendió un mensaje a nombre del abogado Jorge Atuendo, quien nunca ha tenido relaciones de amistad conmigo. Incluso, no me ha sido de fiar, por sus relaciones con la política negra de Sucre, como asesor de un político muy cuestionado. A Jorge lo conozco como asesor de agrupaciones musicales y defensor de la ficha de un equipo de futbol profesional. Nada más. De hecho, el debe saber quien soy yo, porque casi todos me conocen por mi actividad de periodista en la región.
“Muy buenas tardes, Hamburguer ( La U de sobra es de él), parea que registres mi nuevo número, Jorge Atuendo.”.
Por cortesía guardé el número, hasta hoy 16 de Junio, a las 8 :19 Am cuando se comunicó conmigo:
–Gracias, como va, que me cuenta, buenos días.
–Aquí, gestionado la segunda temporada del Gurrufero, le respondí.
–Si que bueno yo quería pedirle un favor.
Si notan, en este párrafo, hay dos errores, faltan dos comas, para darle sentido a la frase. Los abogados deben escribir bien. Primera sospecha.
Entonces vino el zarpazo:
– Es que estoy pasando por una situación difícil y quería saber si está a su alcance de prestarme un dinero hasta el lunes con mayor seguridad que yo puedo consignarte, con porcentaje si es posible.
Pensé que, si el tipo me hubiera llamado tres días atrás, yo hubiera caído, porque tenia un dinero que me habían devuelto. Pero también pensaba qué le habría pasado a un abogado prestante, que debía tener sus buenos ahorros. Bueno, pero la pandemia nos había afectado a todos. Le dije que no.
El tal Jorge Atuendo insistía que si yo no tenia que le recomendara a algún familiar, que necesitaba 2 millones de pesos. Me dijo que tenia una cuenta en Bancolombia.
Miré la foto del WhatsApp y en efecto, aparece Jorge Atuendo muerto de la risa, con un buso blanco a rayas café, abrazado con un señor que debe ser su padre, con cachucha, bigotes y suéter azul.
En el resto de la mañana pensé en la solicitud de Jorge Atuendo. Fui a buscar una plata traspuesta en un libro, pero con la des fortuna que se habían cogido el 25 por ciento. Mi mujer es una hijueputa. Nunca se compone. Amenacé con irme de nuevo de la casa.
Por la tarde, dudando en que ese era el abogado Jorge Atuendo y empecé a interrogarlo. Falló en tres preguntas claves.
Le pregunté que si era abogado, me dijo que si. Le pregunté sobre qué tipo de procesos llevaba y me dijo que procesos familiares. Peló el cobre.
Cuando le pregunté si había ganado algún litigio sobre la ficha de un equipo de futbol profesional, me dejó en visto.
Era un estafador, quizás el mismo que está cebado con los periodistas en Sucre.

 

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

LA SEXTA QUIEBRA, UN TRATADO DE MAMAGALLISMO.

Next Story

!Cadáver en Sincelejo puede ser de una zorra patona!