¡Hidroituango: a cruzar los dedos!

REPRESA

– Sucre, Majagual y San Jacinto, los de mayor peligro.

Por Alfonso Hamburger.

¡A cruzar los dedos, señores!, la emergencia en la represa de Hidroituango, continúa. Es necesario que a las comunidades se les diga la verdad, pero sin alarmas y sin noticias amarillistas. En este momento se necesita de la unidad y que la información fluya sin sensacionalismo. Las comunidades de la Mojana sucreña, especialmente en caseríos donde apenas llega la radio, están tranquilas porque el rio Cauca está normal, pero ojo, que eso no tiene nada que ver aún sobre lo que está pasando en la represa, donde se puede producir- Dios no lo permita- el efecto dominó, en que apenas se cae una ficha, las demás se van cayendo en fila india, entonces sí, llórenlo.
Las explicaciones las hizo en Sincelejo, el ingeniero Luis Guillermo Garcés, uno de los hombres que más conoce La Mojana, como quiera que convivió con esas comunidades más de quince años, apoyando el sistema de planeación de esa zona.
Garcés no quiso mostrar las gráficas de un proyecto similar, casi calcado, realizado hace muchos años en Italia, donde un pueblo de cuatro mil habitantes fue barrido por la ruptura de una represa. Solo de pensarlo se le eriza el pellejo. Es como una película de suspenso. Incluso, dice, que no obstante la verraquera de los ingenieros que trabajan en la represa exponiendo sus vidas, la situación es parecida a la de Armero, un pueblo que fue borrado del mapa por una situación similar, pese a que se había advertido dos meses antes, en una fotografía publicada por El Espectador. Esta vez se publica algo similar, pero aún no se sabe cómo se va a evacuar a la gente, que está tranquila, especialmente en La Mojana, ajena de lo que se maneja en Ituango.
Aun no se sabe con exactitud cuánto demorará en llegar a la Mojana Sucreña la avalancha, en caso de que se caigan las fichas, ni las dimensiones exactas de la creciente, que no será mansa y cautelosa como las de siempre, pero se calcula que será diez veces más que la de 2010.
El ingeniero, invitado por el Comité Departamental de Planeación de Sucre, sostuvo que los puntos más críticos, en caso de una emergencia, serán Sucre, Majagual y Achi, porque están en zona de depresión y no hay montañas para salvar a la gente, caso distinto de Guaranda, que tiene cerros al frente. Sin embargo, La Unión, Caimito y San Marcos, que no tienen los problemas de los anteriores, serán los más fuertemente impactados.
Anunció el especialista, que los municipios San Jacinto del Cauca y Nechi, que serán los primeros impactados en la ruta de la creciente, serán socorridos por Antioquia, pero que Sucre debe organizarse para implementar las medidas, iniciando con kits de salvamento, como salvavidas o flotadoers y otros mecanismos para defenderse de las aguas, cuya profundidad aún se desconoce, en caso de que la represa se reviente.
Incluso, es necesario implementar campañas de simulacro de evacuación, para que la gente esté preparada.
Además, la situación de alarma es tan grave, que se recomienda activar desde ya los mecanismos de emergencia económica, para que los respectivos gobiernos, activen las partidas económicas y haga los ajustes o traslados presupuestales del caso.
Son 120 mil personas las que viven en la zona de influencia de las aguas del Rio Cauca, cuyo cauce fue desviado a la altura del Municipio de Ituango, a 170 kilómetros de Medellín. El coloso rio, que reclama su viejo cauce, está rebelde y la montaña se sigue agrietando seis milímetros por día, por ser inestable. El ambicioso proyecto, donde están en riesgo 4 mil millones de dólares, construyó un embalse sobre el cañón del Cauca de 70 kilómetros de largo, con casi 300 metros de altura y aspiraba a producir energía para ocho millones de usuarios, el 16 por ciento de la demanda actual.
El señor Garcés invitó a los sucreños a unirse y trabajar con mucha prudencia, especialmente en no crear falsas alarmas en materia de información, pero no desconoció que el proyecto pende de un hilo.
Otra situación es que represas similares que vierten sus aguas en el Cauca, han esperado un resultado en Ituango, para evacuar sus caudales, pero ya no aguantan más, porque sigue lloviendo y de evacuar las suyas, se complica la situación de inundaciones en las riveras del rio mencionado.
A cruzar los dedos y creer que la situación puede venirse en cualquier momento. La represa que podría generar ola de 150 metros de altura, evacuaría su caudal, en caso de tragedia, en ocho horas.

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

!Unisucrefm, Radializate, rumbo al primer lugar!

Next Story

¡Encrucijada! ¿Por quién votar el domingo?