El Silvio Brito Sabanero

EL SILVIO BRITO SABANERO.

EL GOBIERNO LO ÚNICO QUE ME HA DADO SON 12 CENTIMETROS.

– El pequeño gigante del canto vive en Corozal

Lo único que el Gobierno colombiano le ha dado a Silvio Mercado, más conocido como   Silvio Brito El Sabanero, fueron siete centímetros de más en su estatura. Fue una equivocación del registrador del Estado Civil, cuando le expidió la cédula de ciudadanía, donde aparece con una estatura de un metro con 42 centímetros. Realmente solo mide un metro con 35 centímetros. A lo mejor el funcionario no se  puso las gafas y se equivocó en el registro. Pero eso, el ser de pequeña estatura y de cuerpo frágil, no le ha impedido a este monteriano residente en Corozal tener éxito en el amor y en el canto. Su mujer, con la que tiene cinco hijos, mide un metro con 65 centímetros, o sea, que le lleva 20.

En alguna parte de su vida Silvio, quien sufrió una enfermedad que le impidió crecer, pues sus hermanos son altos, se ganaba la vida pintando autos, pero la pintura le afectó un pulmón. El médico le recomendó dejar ese trabajo, entonces le sonó la lora imitando a su ídolo de toda la vida: Silvio Brito. En el año 2012 se inscribió en el concurso de TV “Yo me llamó”, alcanzando a participar en Bogotá, después de pasar varias rondas regionales. Eso lo ayudó a posicionarse en el canto vallenato. Es amigo personal de Silvio Brito, quien lo declaró hijo y cada que llega a Corozal, le deja regalos con Olga Piña.

Mercado,  cuya madre es de ascendencia Guajira, tiene 53 años, unos 15 menos que Silvio  Brito, su voz es más clarita que la del cantante del Molino. Es una voz natural, como su misma forma de hablar, con ese dejo guajiro.

Los fines de semana, Silvio Mercado anima por lo menos tres fiestas y se gana un promedio de un millón de pesos, con lo que lleva los ingresos a su familia. Es engreído, orgullos y sencillo, complaciente y divertido. No hace ejercicios para la voz ni lee nada, solo los periódicos. Mientras no está en los espectáculos, donde ha alternado con Felipe Paternina, Poncho Zuleta o el propio Silvio Brito, se dedica a rascarse los escrotos y la cabeza. Una de sus pasiones es la gastronomía y la culinaria, por eso se mete en la cocina con su mujer a preparar los alimentos. Le encanta el deporte y no se quita del televisor. Lo único que le pesa un poco es haber tenido a sus hijos ya muy adulto. El mayor apenas tiene 17 años y la reguera aún se precipita por el patio. Ninguno canta, se lamentga.

Silvio el sabanero no ha grabado, Actualmente hace pareja con  Norman Blanco, hijo de un médico barranquillero, pero lo pueden encontrar en You Tube, como Silvio el sabanero

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

¿Por qué voy por la paz?

Next Story

Pullas y mete monos