!De correria por Colosó Bonito!

Coloso1Coloso2Coloso3Coloso4Coloso5coloso6COLOSO BONITOColoso10Banner_ECA_pago(1068px150px)Colagge de Colosó Bonito.

Muchas personas llegan a Colosó atraídas por las canciones de Ricardo Cárdenas y cuando ponen sus pies en los arisales, aquellos arroyos de aguas correntonas y límpidas, se dan cuenta de que el poeta no solo se quedó corto, sino que necesitan de otras personas que los ayuden a mirar. La explosión de la naturaleza, que se explaya en esas colinas azulosas y esas casas de tablas que albergan la calidez de su gente se vive en cada encuentro.
Y me refiero al recién vivido Festival de Los Montes de María, Colosó Bonito, gerenciado por Arnulfo Borja Álvarez, acompañado por su esposa y un grupo de personas comprometidas con la cultura en general.
Con las limitantes propias del medio, donde se generan recelos de todo tipo, el festival pasa un poco a un lado cuando los visitantes, entre ellos Adolfo Pacheco, Daniel Celedón Orsini, Rafael Manjarrez y Luis Egurrola, ya traían en su mente la imagen de un pueblo de relieve andino, que ha sabido superar los estragos de la guerra. Colosó ya tiene su historia en el pentagrama nacional.
El encuentro de saberes en torno de la música, de veras puede mejorar y vincular sus atractivos turísticos en un paquete integral, en donde los paseos a la montaña y el baño en las aguas cristalinas, sean un valor agregado.
Aunque el festival debería efectuar una especie de congresillo técnico o una clínica de compositores para mejorar la calidad de las piezas que se exponen, el nivel de las obras ( 80 en total) llegó a alcanzar niveles de calidad que pusieron en aprieto a los miembros del jurado, quienes actuaron libremente, sin presión de ninguna índole.
Para destacar, la presentación del maestro Adolfo Pacheco Anillo, quien en medio de la lluvia, expuso con Ramoncito Vargas, toda esa majestuosidad sabanera, marcando la diferencie de estilos entre una y otra escuela.
¡Qué bueno que Adolfo haya llamado al hijo de su mejor interprete ( mas allá de Andrés Landero), Ramoncito Vargas, para exponer con toda sapiencia, en forma práctica, los elementos diferenciadores de la rutina vallenata y la sonoridad sabanera, con esa sutileza para llevar las notas que se confunden entre el porro y la cumbia, con una muestra de merengues narrativos ( como Gallo Bueno), pero enmarcado en la suavidad de la sabana, cogiendo las curvas sin necesidad de llevarse los barrancos del camino.
Para destacar, pese a ser eliminado, la presencia del juglar Juan Vásquez, quien llevó una cumbia narrativa, donde cuenta la historia completa de dos hermanos muertos en la guerra, uno guerrillero y otro soldado.
Sin duda, este festival renace con grandes alternativas. Ojalá todos se unan en torno de él, para la grandeza de la historia escrita por Ricardo Cárdenas y Esteban Salas, entre otros.
Esperamos con expectativa el próximo.

Alfonso Hamburger

Celebro la Gaita por que es el principio de la música.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

Hoy, radioton en Los Palmitos por Ike Gómez

Next Story

El último comunista del Caribe!